martes, 8 de diciembre de 2009

LA PUERTA DE GRANADA DE ÚBEDA






LA PUERTA DE GRANADA DE ÚBEDA
( En el recuerdo)

Por la vieja Puerta de Granada,
ya no pasan tropas con su reina.
Su sobria fuente es agua olvidada,
que brota donde el recuerdo termina.

Bajo la vieja Puerta de Granada,
ya no va camino de Baza ningún caballero.
Porque su caballo no ve la sed menguada,
en el seco manantial del abrevadero.

En lo alto de la vieja Puerta de Granada,
un matacán sobresale orgulloso.
Es el recuerdo de la batalla ganada,
lo que le hace del abandono victorioso.

Sobre el muro de la vieja Puerta de Granada,
en fábrica de piedra hay un arco ciego.
Que tiene a Mágina como atalaya divisada,
buscando en el Aznaitín un tesoro de fuego.

Ya sólo se oye en la vieja Puerta de Granada,
el acorde musical de los suspiros del viento.
Que pule como duro esmeril la losa gastada,
que hace del viaje sin vuelta un eterno lamento.

Yo peregrinaré vieja Puerta con sudor labrada,
y tú permanecerás para siempre como roca callada.
Y quizás mis ojos no vuelvan más hacia a tí la mirada,
cuando tome el sendero de nieve que llega hasta Granada.


Alfonso Orce

Sevilla, diciembre 2009